Empresa cercana y familiar

Los antecedentes de nuestra familia con respecto al aceite de oliva se remontan a 1930. Por aquel entonces nuestro bisabuelo poseía una fábrica y comercializaba aceite de oliva con el nombre de La Rábida. El químico de aquella fábrica era nuestro abuelo, que a las órdenes de su padre consiguieron hacer marca y posicionar localmente su aceite con gran éxito durante muchos años.

Desde 1992 somos productores de aceite de oliva y aceitunas de mesa y ahora rescatamosla comercialización, una tradición arraigada en nuestra familia. Las nuevas tecnologías nos brindan la oportunidad de llegar a cualquier consumidor de cualquier país de Europa  y ofrecerle nuestro aceite de gourmet de una manera inmediata.

La finca Aceites Bartró